COMPLICANDO EL LENGUAJE

RAE 1

Muchos integrantes de la Justicia Penal Argentina pretenden ser políticamente correctos con los criminales. Con un lenguaje edulcorado, repleto de circunloquios y eufemismos, no pocos magistrados se refieren a los delincuentes como “individuos en conflicto con la ley penal”, “jóvenes institucionalizados”, “sujetos prisionizados”, y otras construcciones semánticas de moda… Sería mucho más fácil y directo, llamarlos homicidas, ladrones, violadores, estafadores, etcétera. Quizás tengamos que aprender un poco de los españoles, que no llaman “cola” a los glúteos humanos, sino “culo”.