GUAPOS DEVALUADOS

patovica

Foto: Taringa.net

Ya no caminan por los empedrados de Pompeya o del Abasto, ni lucen filetes blancos en sus trajes oscuros.

Ya no suspiran por las curvas de la rubia Mireya ni se baten a duelo en lo de Hansen o en el Palais de Glace.

Abandonaron para siempre el pañuelo al cuello y la navaja, y dejaron los tangos de Gardel en el arcón de los recuerdos.

Hoy lucen sus cuerpos esculpidos merced al trabajo de mancuernas y anabólicos-esteroides.

Sus cerebros, inversamente proporcionales al desarrollo de sus músculos, deliran exclusivamente por lograr un encuentro sexual con alguna modelito de T.V., o por conocer personalmente a cualquier actor porno… Sus únicos ídolos.

Cuando llegan a sus casas -luego de sus agobiantes y productivas jornadas laborales- se regocijan recordando cuántas trompadas aplicaron a un adolescente molesto o cuántas patadas infligieron al jovencito moderno que osó desobedecerlos, o al ingenuo automovilista que se negó a pagar una “contribución a voluntad” al trapito que regentean.

Se visten todos iguales –pantalón negro, remera negra (rigurosamente, un talle menos), zapatos negros, medias negras, el pelo bien corto –con gel-, exagerando la postura de sus deltoides para aparentar una espalda gigantesca, y con los antebrazos siempre a noventa grados, para lucir sus biceps y triceps recién estimulados.

Valientes como ellos solos, atacan a sus víctimas de a tres o cuatro, con golpes de puño y puntapiés –si es en el suelo, mejor- y solamente cuando ven sangre, se permiten descansar sus pectorales y soltar el aire.

Militares de élite frustrados, fisicoculturistas fracasados, o simplemente idiotas, pululan en la noche, creyéndose sus dueños absolutos, sembrando el terror y una patológica admiración.

Lamentablemente es así, ya que estos personajes generan en jóvenes y adolescentes un sentimiendo dual: Por un lado son odiados…Por el otro son envidiados y – lo mas triste- imitados…

La falta absoluta de modelos y prototipos en el seno de la comunidad y la exacerbación de ciertas conductas criminales como algo “cool”, genera  un espacio por ellos aprovechado, instigando permanentemente a la violencia, al constante desquite, a la revancha.-

Son la clara muestra de una Argentina decadente y frustrante, donde el ocio improductivo es la bandera y los malos ejemplos, el estandarte.-

Son los tristemente célebres “patovicas”, encargados de la seguridad (¿?) en los locales de diversión nocturna, custodios de políticos, sindicalistas, empresarios, deportistas y artistas, regentes de “trapitos”, líderes de las barras del fútbol,  etc.-

En los últimos años han desfilado por Comisarías, Juzgados y Fiscalías de Instrucción varios cientos de estos corpulentos individuos, negando –por supuesto- toda intervención en cualquier suceso violento, argumentando “persecución”, “discriminación”, “injusticia”.-

Dentro de muy poco vendrán a Tribunales a denunciar lesiones en el pie o en el puño, producto de golpes contra cabezas imprudentes o costillas negligentes.

Lo más patético… Cuando llegan al Pretorio a prestar declaración frente al Fiscal o al Juez, lloran como niñas a las que les robaron sus muñecas…

Paradojas, que le dicen.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

4 comentarios el “GUAPOS DEVALUADOS

  1. pedro spinelli dice:

    Y lo más interesante es que los jueces nunca les encuentran méritos para condenarlos Terrible raza los representantes de la justicia argentina ..

    Me gusta

  2. Adri Bosch dice:

    Horacio ,la historia parece de una pelicula de Hollywood ,el guapo llorando ante el fiscal ,pero tambien en la pelicula se venden a mejor postor ,por salvar su “pellejo” ,sucederá ,ahora en la realidad ? y lograremos ver alguna vez alguno de estos “guapos”preso?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s