MANO DURA, MANO BLANDA, EL DELITO SE AGIGANTA

      20121114-232523.jpgLas ridículas discusiones de cafetín respecto de la (inexistente) política criminal que debería aplicarse en nuestra sufrida Argentina, nos atontan con su movimiento pendular. Nos traen el recuerdo de las viejas películas de Abbott & Costello, cuando Boris Karloff los hipnotizaba con el movimiento oscilante de un reloj de bolsillo…

       Mientras las tribunas ideológicas braman, por un lado, por la “mano dura” y la “tolerancia cero” y, por el otro, al grito de ¡fachos! se desgañitan en favor del abolicionismo y la despenalización de conductas, los delincuentes -improvisados u organizados; novatos o expertos; drogados, ebrios o sobrios-  festejan por la actual coyuntura de indefiniciones, idas y vueltas, y esquizofrenias estatales que redundan, sin hesitaciones, en su único beneficio.
 
       Cada día que perdemos sin elaborar programas, planes, ideas, estrategias, etc, en contra del crimen y el criminal, improvisando y mirando de reojo las encuestas de opinión y los sondeos de imágen, para “quedar bien con Dios y con el diablo”, mintiéndoles a ambos, son tristes jornadas con nuevas víctimas de la delincuencia, aunque nos ingeniemos (eso sí!) para disimular estadísticas y tablas.
        Cada día que discutimos sobre mano dura y mano blanda, el delincuente festeja y el delito se agiganta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s