ABOMINABLE ABOLICIONISMO

  El abolicionismo penal de Eugenio Zaffaroni y sus (miles de) discípulos sigue dando que hablar. Hace unos días, dos Fiscales de la Nación –Alejandro Alagia y Javier De Luca– para defender el proyecto oficial de reformas al Código Penal, afirmaron que el actual cuerpo normativo es “sexista, clasista y oligárquico” (¿?).

   También afirmaron que el delito es un “conflicto social” y que la pena es una “solución irracional” para combatir la criminalidad.

    Dos (altos) representantes del Ministerio Público se enrolan en la escuela minimalista del Derecho Penal, es decir, dos Fiscales que no creen en las leyes que deben aplicar. 

   Que existan Fiscales abolicionistas es tan absurdo e incoherente como una eventual existencia de sacerdotes ateos…

    Pero, leyendo los argumentos de Alagia en su obra “Hacer sufrir” (Ediar, 2013), es evidente que debemos aceptar la existencia de una verdadera legión de agnósticos de la pena, que pretenden solucionar los graves problemas que acarrean el crímen y el criminal con la ingenuidad de una sala de jardín de infantes.

        No será extraño, entonces, sufrir futuras resoluciones judiciales carentes de sentido común y más proclives a ser aplicables a la realidad de la Estación Espacial Internacional que al devenir de nuestra sufrida República Argentina.

    El camino para restaurar la Ciencia Penal en Universidades, Institutos, Consejos de la Magistratura, etc. será arduo y extenso.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Un comentario el “ABOMINABLE ABOLICIONISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s